Vestidos para la lactancia – Ropa femenina y funcional para el trabajo

Breastfeeding Dresses — Feminine And Functional Clothing For The Working Or Travelling Mum

Después de que una mujer da a luz, sus rutinas y prácticas diarias volverán lentamente a la normalidad.

Con el tiempo, podrá reanudar las diferentes tareas que solía hacer en la casa (que tenía que abandonar durante el embarazo para evitar el sobreesfuerzo o las lesiones). Puede volver a seguir una rutina de ejercicios o a comer ciertos alimentos de los que pudo haberse alejado durante el embarazo. Y podrá volver al trabajo, conocer gente para socializar y, en general, disfrutar de las actividades que le gustan.

Por supuesto, habrá una gran diferencia en su rutina de ahora en adelante: Tendrá que cuidar de este precioso bulto, y eso incluye amamantar al bebé incluso mientras está fuera. Las mamás saben muy bien que el tipo de ropa que usan puede tener un gran impacto en su capacidad de amamantar adecuadamente al pequeño mientras están fuera de la casa, entrando y saliendo del trabajo, o viajando. Así que necesitan algo que les permita hacer todo esto, y que al mismo tiempo les proporcione comodidad y sentido del estilo.

Y aquí es donde entran en escena los vestidos para amamantar de alta calidad, cuidadosamente diseñados.

Los vestidos son piezas de ropa muy versátiles para las mujeres. Se pueden combinar con diferentes zapatos y accesorios, pueden venir con o sin un encubrimiento, y pueden crear instantáneamente un look femenino y casual o profesional. Y para las mamás que tienen a su bebé a cuestas mientras salen, un vestido puede ser la cosa más cómoda que pueden llevar, especialmente si ya están diseñados para permitir a las mamás lactantes hacerlo en público con la mayor discreción.

Elija el estilo – cualquiera permitirá una fácil lactancia:

    Un simple vestido floral de inspiración retro sería un perfecto traje de verano que se puede llevar con cómodos zapatos planos o de tacón alto. Tiene un escote que puede acomodar eficazmente un busto más grande, así como lazos fruncidos alrededor de la cintura para crear una forma favorecedora. Una discreta abertura en la parte delantera ayuda a la madre a amamantar a su bebé sin complicaciones.

    Un maxi vestido de enfermera le da a la madre una amplia protección y versatilidad, sin dejar de ser elegante sin esfuerzo. La misma discreta abertura puede ser levantada o bajada cuando sea necesario para la lactancia. Y una corbata de cardigan en la parte delantera le da a la mamá diferentes formas de usar el vestido.

  • Los vestidos con envoltura también son halagadores para los cuerpos después del bebé. Vienen con una bonita y cómoda cortina y una camisola recortada para facilitar la lactancia. Y con patrones estilizados y colores cálidos o fríos, ofrecen un aspecto atractivo para la madre ocupada.

Ahorra tiempo mientras se ve pulido

Para las mamás lactantes que han vuelto a poner tiempo en la oficina o están de viaje, el ahorro de tiempo es una gran ventaja. Ayuda el hecho de que muchos vestidos de lactancia vienen en telas ligeras que no se arrugan, y por lo tanto no necesitan ser planchados. Ella puede ponerse el vestido, conducir o viajar a donde necesite, y amamantar a su bebé mientras sigue luciendo femenina y bien puesta en su hermoso y prístino conjunto.

Deja un comentario