Pasta de calabaza Oh-So-Creamy Butternut

Oh-So-Creamy Butternut Pumpkin Pasta

El otoño y el invierno son los momentos perfectos para disfrutar de nuestras verduras y tubérculos favoritos, como la dulce, deliciosa y, lo más importante, la calabaza de mantequilla para niños. Esta calabaza naranja invernal con sabor a nuez está cargada de antioxidantes, vitamina A y vitamina B, ¡y tiene menos de 45 calorías por cada 100g!

La sopa de calabaza es un clásico, por lo que pensamos en cambiarla por esta cremosa receta de salsa de pasta de calabaza asada. Esto es lo que necesitas:

  • 1 kg de calabaza butternut, al cubo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal Kosher al gusto
  • Pimienta negra recién molida a gusto
  • Aproximadamente 225g (8 onzas) de pasta penne (o cualquier otra pasta aprobada por los niños!)
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 chalota finamente picada
  • 1 cucharada y un chorro de salvia fresca (usar menos si se usa salvia seca)
  • 2 cucharadas de harina
  • ¼ taza de leche
  • Almendras en rodajas (opcional)
  1. Inicie el proceso de cocción forrando una hoja de horno con un trozo de papel pergamino y precalentando el horno a 200°C (o 400°F).
  2. Ponga su calabaza en cubos en la bandeja de hornear y rocíela con aceite de oliva. Espolvorea sal y pimienta por encima y mezcla suavemente los ingredientes. Desliza la calabaza preparada en el horno y ásala hasta que se haya ablandado y esté bien cocida (alrededor de 35 a 40 minutos). Déjela enfriar durante cinco minutos antes de ponerla en la licuadora y hacer un puré suave.
  3. Ponga a hervir una olla grande de agua salada y cocine la pasta según las instrucciones. Escurre la pasta y déjala a un lado.
  4. Prepara la salsa tomando una cacerola mediana y derritiendo la mantequilla. Luego agregue el ajo, la chalota y la salvia, y cocine de tres a cuatro minutos (o hasta que los chalotes comiencen a ablandarse). Ahora bata la harina hasta que esté ligeramente dorada (alrededor de un minuto) y luego bata la leche y el puré de calabaza. Continúe cocinando la salsa hasta que se haya espesado (aproximadamente tres minutos).
  5. Toma la pasta y métela suavemente en la salsa para combinarla. Sirve la pasta inmediatamente y adórnala con un poco de salvia y almendras para añadirle un poco de crujido.

¿Queda poco tiempo? ¡Comprueba la sección de comida congelada de tu supermercado local para ver si hay calabazas pre-cubiertas de mantequilla! Incluso puedes encontrar algunas que han sido asadas para ti.

Deja un comentario