Nuestros siete mejores consejos de salud para madres ocupadas

Our Top Seven Health Hacks for Busy Mums

El tiempo nunca parece tan importante o fugaz como cuando eres madre, y como somos famosos por anteponer las necesidades de cada uno a las nuestras, eso significa que nuestra salud puede sufrir en última instancia. Aunque sería genial tener un entrenador personal, chef, nutricionista y naturópata a mano en todo momento, la realidad es que tenemos que valernos por nosotros mismos si queremos vivir saludablemente. Hemos hecho el trabajo duro por ti en Peachymama y hemos buscado en la red para encontrar algunos trucos de salud que son perfectos para madres ocupadas, para que puedas darle a tu salud el tratamiento prioritario que se merece.

1: Empaca tu propia lonchera

Las madres saben lo fácil que es tomar mordiscos y mordiscos de la comida de sus hijos todo el día o sacar lo que puedan de la nevera para una subida de azúcar cuando llegan a esa caída de la tarde. Supera este mal hábito pasando unos minutos cada mañana cortando algunas frutas y verduras y guardándolas en una lonchera para que puedas picar fácilmente cuando abras la nevera. Te ahorrará cientos de calorías durante el día y te garantizará que no vuelvas a pasar hambre.

2: Seguimiento de su ejercicio

Con toda esta tecnología a nuestro alrededor, tiene sentido darle un buen uso para nuestra salud. Los podómetros pueden ayudar a llevar un registro de sus niveles de actividad y empujarle a alcanzar nuevos objetivos cada día. Los informes afirman que aquellos que utilizan aplicaciones gratuitas en su teléfono para rastrear sus estadísticas obtendrán una lectura tan precisa como los caros relojes de fitness, por lo que no hay necesidad de gastar un céntimo sólo para ponerse en movimiento.

3: Abastecimiento de sales de Epsom

Esta simple cura milagrosa se puede encontrar en los estantes de las tiendas de comestibles en todas partes, y tiene una gran cantidad de usos para su salud. Las sales de Epsom pueden ser usadas para tratar inflamaciones, calambres, problemas musculares y nerviosos, y para aliviar el estreñimiento, entre otras dolencias. Tenga algunas a mano en todo momento, y se sorprenderá del alivio que este simple ingrediente puede aportar.

4: Deja tu teléfono en paz

No estamos diciendo que debas deshacerte de las pantallas por completo, pero es importante para tu salud mental dejar el teléfono fuera de la habitación cuando te vayas a dormir. Los estudios demuestran que quienes duermen con sus teléfonos inteligentes cerca son más propensos al insomnio, la ansiedad y los dolores de cabeza, así que déjelos fuera para que se carguen toda la noche.

5: Entrenamientos cortos y sudorosos

Es difícil encontrar tiempo en el día para ir al baño a veces, y mucho menos hacer ejercicio, así que trata de concentrarte en la calidad más que en la cantidad. Los beneficios de los ejercicios de intervalo de alta intensidad son conocidos desde hace mucho tiempo, y son perfectos para la mamá con tiempo limitado. Estos entrenamientos implican períodos más cortos de ejercicio intenso encajados entre movimientos más lentos, con el cambio constante de la frecuencia cardíaca que se dice que es más eficaz que un entrenamiento estándar pero que se puede hacer en la mitad del tiempo.

6: Construye tu propio sistema de apoyo

El viejo dicho de tomar una aldea para criar a un niño no podría ser más cierto, y todas las madres pueden dar fe de lo acertado que es. Esto puede no parecer una especie de truco, pero es uno que dará sus frutos a largo plazo. Rodéate de otros que te apoyen y échales una mano cuando lo necesiten. Un día, cuando realmente necesites ayuda, habrá un montón de caras sonrientes felices de ayudar, aunque lo único que necesites es una charla rápida y una taza de café para ayudarte a desestresarte.

7: Salga y quédese fuera

Todas las madres saben lo fácil que puede ser quedarse en casa con los niños, ya sea que haya más entretenimiento en el interior o que el clima sea simplemente miserable en el exterior. Los estudios han demostrado, sin embargo, que sólo 15 minutos al día fuera pueden reducir la ansiedad, aumentar los niveles de vitamina D, reducir la obesidad, y dar una mejor concentración, y eso va tanto para las madres como para los niños.

8: Sé amable contigo mismo

Este es más duro de lo que parece, pero puede tener un gran impacto en tu salud mental. En lugar de castigarte por cada pequeña cosa o decisión equivocada que tomaste, trata de ir con calma y trátate con el mismo perdón que le darías a tus hijos. Todos cometemos errores, y no podemos ser perfectos todos los días, así que acéptalo en la barbilla y recuerda que eres una buena madre cuando eso cuenta.

Aquí en Peachymama, siempre estamos buscando nuevas formas de que la madre moderna pueda ahorrar tiempo y energía en su vida diaria. Aunque es genial centrarse en la familia, no dejes que tu bienestar se resbale y asegúrate de comprobarlo contigo misma cada día.

Para más consejos sobre cómo administrar su tiempo de manera eficiente y estar lo más saludable posible, le invitamos a explorar nuestras otras publicaciones, ¡y volver a visitarlas tan a menudo como quiera!

Foto de Marion Michele en Unsplash

Lecturas adicionales:

https://www.huffpost.comentryour-children-deserve-as-m_b_4791244

https://www.dailymail.co.ukhealtharticle-2577824Why-NEVER-mobile-bedroom.html

Deja un comentario