Mis 10 herramientas principales para una mejor experiencia de amamantamiento

My Top 10 Tools For A Better Breastfeeding Experience

Por muy natural que sea la lactancia, muchas madres primerizas le dirán que la lactancia no siempre es tan fácil, tanto para la madre como para el bebé, como algunos pueden hacer creer. La clave para tener una experiencia de lactancia exitosa es entrar en ella equipada con las herramientas adecuadas. Encontré que estas «10 herramientas del oficio» eran esenciales para mi propia experiencia de lactancia feliz:

Herramienta 1:

Un lugar confortable – Las madres que amamantan a menudo se encuentran sentadas incómodamente y con calambres porque no planearon de antemano y crearon un lugar confortable para las alimentaciones prolongadas. Tómese el tiempo necesario para asegurarse de que la silla o el sofá en el que planea amamantar es lo suficientemente amplio para acomodar al bebé, una almohada para amamantar y que los apoyos necesarios para los brazos y la espalda estén en su lugar para aliviar cualquier tensión y dolor.

Herramienta 2:

Ropa especialmente diseñada para la lactancia materna – Nada es más frustrante que luchar y tirar de la ropa mientras se intenta alimentar a un bebé ya molesto. Hágase un favor e invierta en algunos sujetadores de calidad y camisetas de lactancia para que pueda amamantar cómodamente a su bebé tanto en público como en la privacidad de su propia casa.

Herramienta 3:

Una botella de agua – La hidratación es importante para mantener un suministro de leche suficiente. Las nuevas mamás deben tratar de llevar un biberón de agua con ellas o mantener uno junto al asiento en el que planean alimentar a su bebé para que puedan beber a sorbos y rehidratarse rápidamente.

Herramienta 4:

Libros, revistas y su teléfono – Incluso antes de que llegue el bebé, aparta algún buen material de lectura y revistas para evitar que te frustres y te aburras durante las maratonianas sesiones de alimentación. Si aún no lleva su teléfono a todas partes, intente acostumbrarse a tenerlo en el bolsillo o en una funda para que esté siempre al alcance de la mano. De esta manera no tendrá que interrumpir la alimentación para responder a una llamada.

Herramienta 5:

Una almohada de lactancia – Como mencionamos en nuestro primer consejo, una almohada de lactancia es una gran manera de mantenerse a sí misma y al bebé relajados y cómodos durante el tiempo de alimentación. Pruebe diferentes estilos y diseños para ver cuál le funciona mejor.

Herramienta 6:

Toallas y brazaletes – Cuando empiece a amamantar a su bebé, es esencial tener una toalla cerca para atrapar cualquier escupida. Tener discos absorbentes también será útil ya que mantendrán el pecho y los pezones secos y sanos.

Herramienta 7:

Un televisor o un ordenador -La enfermería es el momento ideal para ponerse al día en algunos programas de televisión o en una película (puede valer la pena apuntarse a la televisión de pago si aún no lo ha hecho).

Herramienta 8:

Dispositivos de control de la temperatura – Como estarás sentado en ese lugar por un largo período de tiempo, siempre es una buena idea tener un calentador, un ventilador o una manta cerca para ayudar a asegurar tu comodidad.

Herramienta 9:

Crema para el pezón – El dolor en el pezón disminuirá significativamente después de las primeras 2 a 4 semanas de lactancia, pero durante ese tiempo asegúrese de tener a mano una crema para el pezón de alta calidad que le ayudará a sanar y aliviar su piel sensible.

Herramienta 10:

Una Actitud Positiva – Mantenerse positivo es quizás la «herramienta» más importante para tener a mano en todo momento durante la lactancia. No hay duda de que la lactancia puede ser increíblemente difícil al principio, pero una vez que usted y el bebé se establezcan en un régimen estable, ambos disfrutarán y se beneficiarán de esta increíble experiencia de vinculación.

Lecturas adicionales:

https://www.who.intnutritionpublicationsevidence_ten_step_eng.pdf

https://www.womenshealth.govfilesdocumentsyour-guide-to-breastfeeding.pdf

Deja un comentario