Lactancia materna y ejercicio

Lactancia materna – Consejos para la lactancia materna – Consejos para el nuevo bebé – Madre primeriza – 22 de junio de 2015

Breastfeeding and Exercise - Will it Affect my Milk Supply?

Desde tratar de perder el llamado «peso del bebé» hasta controlar el estrés, el ejercicio juega un papel clave en la vida de una nueva mamá saludable. Lo que preocupa a algunos es si los ejercicios como correr, levantar pesas y nadar tendrán un efecto negativo en su suministro de leche.

Algunas madres han oído que el ejercicio puede cambiar el sabor de su leche, haciéndola desagradable a su nueva burbuja, mientras que a otras se les ha dicho que el ejercicio puede reducir su suministro. Pero, ¿hay algo de cierto en estos rumores?

El ejercicio y su efecto en la leche materna

Según las investigaciones, es el nivel de ejercicio que hace una madre lactante lo que puede afectar al sabor de su leche materna y a su suministro. Algunos estudios han observado el nivel de ácido láctico, una sustancia química conocida por cambiar el sabor de la leche materna, en la leche materna de una madre después del ejercicio, y han encontrado lo siguiente:

  • El ejercicio intenso, particularmente durante un período de tiempo prolongado, puede causar un aumento del ácido láctico en la leche materna de una madre.
    El ejercicio de leve a moderado no debería tener ningún efecto en el sabor de la leche materna de una madre.

Además del ácido láctico, el ejercicio de leve a moderado no lo hace:

  • Impactan negativamente los factores inmunológicos de la leche materna de una madre (como la lactoferrina y la SIgA)
  • Afecta negativamente a los nutrientes de la leche materna, como la grasa y la proteína, de su densidad energética
  • Impacta negativamente en los principales minerales de la leche materna de una madre, como el calcio, el magnesio y el sodio

Consejos de entrenamiento para madres lactantes

Los estudios han demostrado que puede haber muchos beneficios para la salud que provienen de un ejercicio moderado después del parto, y las mamás que buscan perder algo de exceso de peso pueden hacerlo con seguridad con un objetivo de pérdida de peso de 0,5 kg a la semana sin que ello afecte al crecimiento de su bebé. Sin embargo, hay algunas cosas que las mamás deben tener en cuenta para asegurarse de que su suministro se mantenga en niveles óptimos y que no sufra lesiones:

    Ligamentos sueltos: Las madres tendrán ligamentos sueltos durante semanas, si no meses, después del nacimiento de su bebé. La mayoría de los profesionales de la salud recomiendan que las mamás se entreguen de 4 a 6 semanas después del nacimiento de su bebé antes de involucrarse en cualquier actividad de ejercicio moderado, y que sólo lo hagan después de la autorización y la orientación de su médico o partera.
  • Amamantar antes de hacer ejercicio: Esto la mantendrá cómoda mientras hace ejercicio.
    Usa un sostén de apoyo: Trate de evitar los cables si es posible y manténgase en un sostén deportivo estándar.
  • Bebe agua: Las nuevas madres lactantes necesitan beber aún más agua durante y después de una sesión de entrenamiento que una madre no lactante para mantener su suministro.
  • Después del ejercicio, ser capaz de ponerse ropa cómoda para amamantar le ayudará a alimentarse más fácilmente – y aquí es donde nosotros aquí en Peachymama, le tenemos cubierto.

Lecturas adicionales:

https://www.breastfeeding.asn.aubfinfoexercise-and-breastfeeding

http:/www.mayoclinic.orghealthy-livinglabor-and-deliveryin-depthexercise-after-pregnancyart-20044596

Deja un comentario